Detenen la transmisión con los Cinco Pilares de la Prevención

 

La Red Mundial de Salud (RMS) ha presentado los Cinco Pilares de la Prevención: un enfoque multinivel y multifacético para reducir la propagación de COVID-19. Esta estrategia es eficaz para combatir nuevas variantes a medida que surgen, incluyendo XBB y varias versiones de BQ. Al utilizar mitigaciones individuales y ambientales juntas, podemos reducir el impacto del virus en las personas, el sistema de atención médica y la economía.

Expertos en salud pública han expresado una gran preocupación por el aumento del “tripledemia” de COVID-19, la gripe y el VRS (virus respiratorio sintitae) durante el otoño e invierno de 2022. Este aumento es impulsado por varios factores, incluyendo el daño al sistema inmunológico debido a infecciones previas de COVID, la continua aparición de variantes inmuno-evasivas (por ejemplo, BQ.1, BQ.1.1, XBB y XBB.1.5), la disminución de la inmunidad, la respuesta diferencial a la adopción de refuerzos y la reanudación del comportamiento social previo a la pandemia con precauciones mínimas contra la infección. Brotes anteriores sin control resaltaron las consecuencias devastadoras de sistemas de atención médica abrumados, retrasos en servicios médicos esenciales y resultaron en muertes y consecuencias de COVID prolongado que los profesionales médicos no están preparados para tratar. Tanto las infecciones actuales como la discapacidad a largo plazo también interrumpen la actividad económica.

Lo que se necesita ahora es una mejor estrategia.

El Comité de Expertos de la RMS sostiene que muchos de estos casos anticipados se pueden prevenir más fácilmente si se utilizan múltiples tipos de prevención. Los Cinco Pilares de la Prevención sugeridos por la RMS son bien conocidos:

1) Uso de mascarillas: El uso generalizado de mascarillas de alta calidad (N95 o mejor) puede proteger contra el COVID y prevenir la propagación del virus.

2) Ventilación: Ventilar los espacios interiores compartidos mediante cambios frecuentes de aire y filtración HEPA puede reducir la cantidad de virus presente en el aire.

3) Distanciamiento social: Reducir la densidad de personas en espacios interiores es un paso importante para limitar la cantidad de virus presente en espacios compartidos. Ofrecer opciones híbridas y remotas, cuando sea posible, es un paso importante para mantener seguros los lugares de trabajo y otros espacios compartidos.

4) Pruebas: Debido a que es posible ser contagioso antes de mostrar síntomas, las pruebas y la vigilancia son componentes clave para limitar la propagación de COVID-19. Las pruebas PCR son preferibles debido a su mayor precisión y capacidad para detectar el virus en las etapas tempranas de la infección.

5) Vacunación: La vacunación es un paso clave que las personas pueden tomar para protegerse a sí mismas y a su comunidad contra enfermedades graves. La vacunación es más efectiva como herramienta de salud pública cuando se combina con otras estrategias de mitigación que limitan la evolución del virus y su capacidad para evadir las vacunas existentes.

Es importante destacar que si hay personas u organizaciones que no pueden cumplir con una u otra de estas medidas, las otras pueden fortalecerse para compensar la diferencia.

Por ejemplo, para las personas que no pueden practicar el distanciamiento social, se puede mejorar el uso de mascarillas hasta el nivel de mascarillas elastoméricas. Las mascarillas elastoméricas son mejores que las mascarillas N95 y son menos costosas porque se pueden reutilizar varias veces.

Alternativamente, se pueden aumentar los niveles de ventilación o realizar pruebas con mayor frecuencia.

Las protecciones ambientales, como una buena ventilación, reducen la cantidad de acciones individuales, como el uso de mascarillas, que son necesarias en lugares donde las personas deben ir a trabajar o deben tomar medidas para protegerse y acceder a servicios esenciales. Por ejemplo, aumentar la tasa de filtración de aire de 6 cambios de aire por hora a 12 o más puede marcar una diferencia significativa.

Combinar niveles más altos de cualquiera de las medidas puede compensar niveles más bajos de otra. Esto brinda diferentes opciones a diferentes lugares e industrias que se adaptan mejor a ellos al proporcionar el mismo nivel de protección.

Los cinco pilares son efectivos contra todas las variantes de COVID, así como contra otros virus respiratorios de preocupación (por ejemplo, VRS, influenza) y contaminantes ambientales.

La combinación de los Cinco Pilares de la Prevención a través de acciones individuales y comunitarias no solo reduce la transmisión, sino que también permite una mayor flexibilidad al disminuir una medida mientras se aumenta otra. Cada Pilar de Prevención debe contribuir solo parte de lo que se necesita para reducir la propagación de COVID. Las protecciones múltiples reducen el impacto de que un método falle o no esté disponible. Reducir la transmisión a través de los cinco pilares apoyará la efectividad de nuestras vacunas y tratamientos actuales para COVID-19 y es esencial para preservar la salud individual, el funcionamiento del sistema de atención médica y la economía.

 

Tomado de: https://whn.global/stop-transmission-with-the-five-pillars-of-protection/

Traducido por: Alberto J Rosario, MD

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *